22 marzo 2007

Un dia duro?

Ayer fue uno de esos días muy muy complicados y supongo que es precisamente por eso, por lo que he encontrado este post con el que no he podido evitar derramar más de una lágrima :'(

Normalmente no suelo hacer esto, pero me ha parecido tan.. tan.. real que quería compartirlo con vosotros desde aqui...

Lo posible de los imposibles


Sabía que tarde o temprano llegaría el momento. Millones de veces había dado vueltas a cómo sería ese momento. Quería tener todo controlado, le habría gustado saber qué decir, qué hacer, cómo hacerlo… y sin previo aviso sintió que no podía esperar más, no había mucho más que planear, tan sólo era el momento justo, algo dentro de ella le decía que así era. Se armó de valor, caminó hacia él y susurró:

- Raúl, ¿ te apetecería dar una vuelta?
- ¿Te has vuelto loca? ¡Mira la hora que es y la cantidad de papeles que aún tengo sobre la mesa!
- Sí, lo sé, pero…¿alguna vez viste un papel caminar?
- No, claro que no – contestó con media sonrisa.
- En cambio sí que viste correr los días, ¿verdad? ¿Te has fijado en lo rápido que corre el sol? Un momento está rozando la copa de los árboles y al rato cuando vuelves a buscarlo no está donde lo dejaste. ¿Acaso no es más fácil perder los rayos del sol que la cantidad de documentos que inundan tu mesa? – le planteó con un divertido gesto en la cara.
- Vale, lo has conseguido… pero sólo un ratito, ¿eh?

Y dicho esto los dos salieron por la puerta desafiando a una soleada tarde de primavera. Pasó un buen rato hasta que uno de los dos comenzó a hablar:

- ¿Quieres jugar?
- ¿Qué!?
- Digo que si quieres jugar a algo mientras paseamos.
- Tú te has vuelto loca, ¿verdad? – le dijo mientras la miraba de arriba abajo entre divertido y asustado.
- ¿Qué pasa, que a determinada edad queda prohibido jugar?
- No, pero…
- Pero nada! ¿Quieres jugar o no?
- Bueno… vale… ¿pero a qué?
- Podemos jugar a lo posible y lo inalcanzable.
- ¿Qué juego es ese?
- Pues uno dice algo de lo que nos rodea, y el otro tiene que conseguir hacerse con ello de la mejor manera que le sea posible.
- Mmm… a ver si lo he entendido. ¿Quieres decir que si tú por ejemplo me dices “hoja” he de buscar una por el parque hasta traértela?
- Sí, algo así, pero no es necesario que la traigas, bastaría con tocarla.
- Vale, creo que puedo hacerme una idea, no parece complicado!
- ¿Empezamos entonces?
- Empezamos! Esto está chupado!
- Vale, pues empezamos. Empiezo yo… Banco!

Y Raúl se acercó tímidamente a uno de los bancos que flanqueaban el camino, lo tocó rápidamente, miró hacia un lado y hacia otro para asegurarse de que nadie lo había visto y volvió junto a Vero. No dejaba de pensar que todo aquello parecía algo ridículo, que desde fuera debía de ser todo un espectáculo, y sin embargo no era capaz de decir que no…

- Vale, ahora me toca a mí… Margarita!

Y así pasó el tiempo y se sucedieron las palabras: rama, niño, columpio, papelera, fuente, barandilla, piedra, papel, balón, bicicleta, perro… Y la cosa se fue complicando: zapatilla, libro, cascos, llaves, diadema, pendientes, pájaro… Pero con mayor o menor dificultad todo se iba logrando.
Entre risas y momentos cargados de complicidad se dejaron caer en el césped recién regado refrescándose del calor que no dejaba de aumentar. Ahí tumbados Verónica se incorporó sobre el codo, se quedó mirando fijamente a Raúl y dijo:

- Me toca de nuevo. Nube!
- ¿Nube? Eso no vale! Eso es imposible!
- ¿Acaso lo has intentado?
- No, pero…
- Pues nada de “peros”! No empieces con los “peros”; al menos intentalo ¿no?
- Vale, pero…
- Y dale! ¿Lo vas a intentar o no?
- Que sí, que sí… - contestó sumiso.

Alargó su brazo hacia el cielo. Al principio dubitativo y temeroso. Cuando vio que no alcanzaba las nubes por más que se esforzara, dijo:

- Nada, es un imposible.
- ¿Y qué sientes exactamente?
- Pues para serte sincero… pensé que me daría igual, porque de antemano sabía que no podría rozarlas con mis dedos jamás, pero el hecho de verlas tan cerca y no poder tocarlas… en realidad deja una sensación de impotencia y de vacío difícil de controlar.
- Te gustaría poder tenerlas entre tus manos aunque sólo fuera por una vez, ¿verdad?
- ¿Tenerlas? Creo que me conformaría con rozarlas…

Entonces fue cuando llegó el momento que con tanta paciencia Verónica estuvo esperando. Era ahora o nunca…

- Pues sí Raúl, has encontrado un imposible. Pero ¿sabes qué? Tienes suerte de que tu imposible esté tan lejos de ti – dijo arrastrando las palabras.
- ¿Qué quieres decir?
- Quiero decir que muchas veces los imposibles los tenemos más cerca de lo que nos pensamos. Son cosas que físicamente podemos tocar pero que en cambio no podemos tener.
- ¿Por ejemplo? ¿Qué imposibles tienes tú?
- Pues por ejemplo… a ti – contestó valientemente.

En ese momento se creó un inmenso silencio entre los dos y mientras se incorporaba y desviaba la mirada continuó diciendo:

- Desde que te conozco tú para mí has sido mis nubes. Siempre has estado ahí, pero nunca he sentido que pudiera tenerte, ni siquiera rozarte. Cuanto más cerca has estado de mis manos, más lejos te he sentido.
- Pero…
- ¿Pero!? ¿Ya estamos con los “peros”? de verdad hay cosas que nunca cambiarán Raúl…- y dicho esto se levantó de un salto y comenzó a caminar de nuevo hacia el trabajo. Aún no se podía creer lo que había hecho, pero no era mujer de lamentaciones.Mientras caminaba pensando en ese momento y en las posibles repercusiones que aquello traería, sintió como una caricia el roce de su piel… Raúl apresó su mano y sin darle tiempo a que se girara sobre sus pasos le dijo:

- ¿Imposibles?¿Qué es la niebla sino las nubes que bajan a acariciarnos?

Y dicho esto la hizo parar, miró directamente a sus ojos y la envolvió entre sus brazos.

- “Por fin sé lo que se puede sentir al rozar las nubes” – pensó. Y se perdió en la suavidad de su piel.


No dejes de luchar por tu "imposible", cierra los ojos, respira hondo, coge fuerzas y estira la mano para coger "tu nube".. Cuanto antes la consigas, antes podrás empezar a disfrutar de ella.

Besos para todos y GRACIAS a los que habéis estado ahí ayer (ya sabéis quienes sois)
os debo un abrazo muy muy grande ..

Os dejo solos un momento, que voy a empezar a luchar contra "mi imposible", para ir a buscar "mi nube", a ver si esta vez, si me deja "rozarla"

Besos de buenos días!

Etiquetas: , , , ,

2 comentarios:

Anonymous Xydehia ha dicho...

La encontrarás y la rozarás. Te deseo toda la suerte del mundo y me alegra saber que un post mío pudiera parecerte tan especial como para publicarlo en tu blog.

Muchos besos.

22/3/07 22:06  
Anonymous Anónimo ha dicho...

siempre he dicho que no hay nada imposible y menos si alguien te dice quen es imposible, que el no lo pueda hacer no quiere decir q yo no pueda, verdad?
gracias por esas letras, llegue sin querer y me kede leyendo, un placer
daviddo@hotmail.es

11/6/08 20:50  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal